No siempre podemos ver qué sucede al cabo de los años con las familias con las que trabajamos. Hace unos días vinieron a visitarnos Laura y Jorge, que estuvieron, en su día, en nuestras actividades desde los 7 hasta los 18 años. Ahora, siguen estudiando y emociona ver en qué jóvenes se han convertido y el vínculo de cariño que guardan con nuestr@s educador@s.